La potestad de las Provincias sobre sus propios tributos es indelegable

ENFOQUES
LUNES 13 DE MARZO DE 2017 - 19:39
La potestad de las Provincias sobre sus propios tributos es indelegable

La Nación suele confundirse e imagina que precede a las Provincias y que puede avanzar más allá de las potestades que éstas puntualmente le han delegado en aras de la conformación de un país ordenado y previsible. Las Provincias, es sabido, son preexistentes, lo precisa la Constitución de la Nación, y por lo tanto soberanas en su jurisdicción. Y si bien han cedido potestades retienen para sí aquellas que juzgan necesarias a su propia identidad, dignificación y supervivencia.

https://twitter.com/noticiasdel6
https://www.facebook.com/canalseisposadas
WhatsApp
Telegram
Imprimir

Es sabido que los distritos aun siendo territorio de recaudación de los tributos federales, no reciben el mismo monto que se tributó aquí que aquel valor que le devuelve la Nación. Entre otras razones, porque Misiones cedió 3 puntos de su coparticipación federal tiempo atrás y hoy nada condice con su desarrollo, ubicación geográfica, cantidad de población.

Pero ni Misiones ni ninguna Provincia ha resignado la totalidad de su potestad tributaria.

Ella como sus hermanas han retenido impuestos provinciales para atender al desarrollo de cada una de sus jurisdicciones, así como afrontar emergencias. Sabido que la Nación es siempre lenta en entender y responder a las necesidades provinciales, por la deformación histórica del centralismo.

Y podría decirse que en la actualidad todos están contestes en que se requiere una reforma tributaria, principalmente para corregir los desactualizados índice de coparticipación. Dar respuesta a la manda de la reforma del ’94 aún no cumplida.

Sin embargo, el proyecto de reforma que al parecer está elaborando la Nación sobrepasaría límites: la potestad de las Provincias de definir soberanamente sus políticas fiscales y seguir eliminando gravámenes a la rentabilidad.

No duda la Nación en mencionar como “distorsivos” el impuesto a los Ingresos Brutos, el tributo único que tiene la Provincia para hacer frente a las obligaciones del Estado: brindar salud, educación, seguridad, justicia. Y que, en el caso preciso de Misiones, se extiende también a atender necesidades de vivienda, de infraestructura edilicia y hospitalaria, vial.

La idea que se estaría manejando es sustituir ese tributo, adecuadamente ajustado en Misiones a la rentabilidad y a la capacidad contributiva de cada actor de la economía, por un impuesto a las ventas que, rigor, sólo podría aplicarse al consumo final –en principio para reemplazar también al impuesto a la renta personal, que es coparticipable-.

Este IVA distinto sería de recaudación exclusivamente provincial pero de aplicación limitada: cómo, por ejemplo, seguir restringiendo el consumo en Misiones, cuando las asimetrías ofician a la manera de lanzas estranguladoras de la capacidad comercial y empresarial en la extensa frontera?.

Por otra parte, si a las Provincias se le quita el ingreso genuino y transparente que suponen los impuestos, se abre el peligroso camino del endeudamiento obligado de cercana y dolorosa memoria para Misiones.

Heredó una deuda que le costó saldar por más de 10 años. Una deuda que pesó sobre su crecimiento y bienestar y que fue posible enfrentar a puro tesón e inteligencia.





La potestad de las Provincias sobre sus propios tributos es indelegable


Inicio  |  Top  |  Imprimir
El ahorro de papel nos ayuda a proteger el medio ambiente. Imprima solo lo necesario.